viernes

ROMEO Y JULIETA


Yo te ofrecía mi amor pero tu ya no podías mas y escogisteis el amor de Dios, nada pude hacer por hacerte cambiar…, mis devaneos de cama te perdieron para siempre, ahora lloro tu partida como jamás pensé que lloraría Aquí en mi rincón las primeras horas del nuevo día se presentan nubladas, como si me avisaran de que viene un día gris, que las lluvias revestirán el cielo de nostalgia... Pero nada de eso es impedimento para comenzar con una sonrisa que es lo que sólo tú logras provocar en mí. Mi amor, no hay otras palabras, no hay nada nuevo en esta carta, aquí sentado estoy, susurrando tu nombre y pienso: ¡No! No hay nuevas palabras porque todas las tienes tú en tu corazón, en tu alma... así es que cuando leas esta carta quizás te parecerán letras conocidas, mas no es así, siempre son letras renovadas de caricias primeras, de esas que quiero regalarte. Puedo sonreír porque sé que tus ojos recorren estas letras buscando las palabras que deseas leer, esas que siempre sabes que te regalo. Sí mi amor, te amo, ayer, mañana y siempre, es un amor loco porque así es todo lo nuestro, y me gusta que lo sea, cursi, hasta ridículo, porque cuando se está enamorado uno se pone así. Quizás muchos se rían de estos sentimientos que son las cartas de amor, más a mí me parecen bellas, porque sé que la vas a leer con mucho amor, con ese cariño que tienes hacia mí, se que no te are cambiar de idea, y te diría que fui yo el que te perdió, lo tengo bien merecido, siempre prometiendo que cambiaria, que no habría ninguna mas, pero siempre terminabas sufriendo por mi otra vez, como decirte que lo siento en el alma. Mi corazón muchas veces siente la pesadez de la lejanía, no lo puedo negar y muero por abrazarte, por mirarte una vez, no cambiaría nada de ti, y nada de nosotros. Este amor nació así desde lejos y sólo te digo "algún día estaré contigo" si no puede ser en esta vida será en las próximas vidas, porque creo en la reencarnación de las almas. Y me vuelve pronto la ilusión porque cuando se ama como nos amamos no hay nada que nos pueda separar, este amor ya está bendecido por Dios, sólo nos queda esperar que un día se unan nuestras almas. Me siento totalmente seguro de este amor porque me has demostrado que para ti era lo primero; Como lo serás tú para mi...
Sueño con tus besos, tus caricias, tus palabras, tus pensamientos, tus anhelos... todos ellos son como alimento para mí. Tu dulzura y tu presencia son mi aire para vivir.
Mi amor, gracias por hacerme sentir así, pero sobre todo, gracias por hacerme feliz. Amor, te necesito cada día de mi vida, ya es imposible escapar de ti, de tus palabras, de tus mimos y de tanto detalles que siempre tienes para mí. No me importará amor, esperar el tiempo que sea necesario pues cada minuto, cada hora, cada día te amo más y más, cada momento hace que mi deseo por ti sea cada vez mayor, ahora que no te tengo, se lo que perdí, cuantas noches te hice pasar envela esperando mi regreso y tu te hacías la dormida y lloras en silencio mis devaneos…, te creía tan segura, que ahora que te perdí …daría mil vidas si las tuviese por vivir el resto de mi días junto a ti…y pienso que ya nada me detiene en este mundo y en la soledad de estas cuatro paredes, te digo adiós... encerrado en mis pensamientos me despido de los más hermoso que he vivido,
sin lucha ni un minuto mas por tu amor,
sin esperar el encuentro de nuestros cuerpos en uno.
Me voy lejos, dónde no puedas hallarme.
Seré de aquí en más pedazo de leña que no ha encendido
el fuego de tus labios,
seré nieve bajo el sol derretido
rumbo a las aguas infinitas
y me perderé por ahí.
Te observaré de lejos, y cuidaré tu alma de cerca.
Más hoy te pido amor
no me busques, porque es tarde
y se me fue la vida.

6 comentarios:

Mercedes dijo...

Qué carta. Cuánto amor; cuánto sentimiento... Preciosa. Me preguntó ¿por qué no se puede realizar este sentimiento tan sincero?
Muy intenso.
Un abrazo.

*Luna dijo...

Hola cielo una bellisima historia de amor aunque algo triste, pero al amor siempre tiene esas cosas
te felicito me gusto mucho
un beso corazon

auroraines dijo...

Juan que si hay tan gran amor está prohibido bajar los brazos, debe hacer lo que sea por estar a su lado
Es un escrito cargado de ternura, pero no debe haber resignación si la quiere.
Un abrazo amigo, tengo unos días complicados, son semivacaciones ;)
Besitos

enry dijo...

Siento como unaq fuerza desgarradora te impide vivir este amor aqui, ansio con todas las fuerzas de mi alma tomarte de la mano y abrazarte muy fuertemente.Alguna parte de mi muere tambien...ver esos ojitos tristes me derrotan, que puedo hacer? en que puedo ayudar? mi vida no seria nada si no eres feliz?, sinembargo alguna esperanza me da saber que podre entusiasmar tu corazon, que cambiare ese cielo nublado en un cielo azul lleno de un sol brillante que seque esas lagrimas, y pueda con su luz apagar cualquier soledad o tristeza de tru corazon...te quiero....

©Torneo de Caballeros (Moderador) dijo...

Hola,

Mira, faltan pocos días y casi no nos da tiempo de avisarte.
Te queremos invitar a un torneo muy peculiar:

http://loscaballerosdeladamadecristal2.blogspot.com

Nos gustaría contar con tu participación.
También el que lo desee puede participar. Es libre para todos.

Saludos cordiales,

Veni Vidi Vici!!

Lola Padilla dijo...

Y se fue.............
tan cargado de amor, y tan vano en ilusiones.
Precioso, lleno de fuerza y de tristeza, pero un amor así ha de llenar de felicidad siempre, felicidad sostenida pero felicidad al fin y al cabo.

Un abrazo.

Relajate y Disfruta, un Momento

Este blog se ira actualizando periódicamente añadiendo nuevos temas y quitando temas antiguos si te ha gustado puedes añadirlo a favoritos, Gracias por visitar mi blog,



No Sabes Cuanto Te Quiero

Agradecimientos:

Mi agradecimiento más sincero para quienes visitáis este blog

Este blog carece de publicidad, puesto que escribo sin ánimo de lucro y lo hago exclusivamente por placer y por si a alguien le sirve de ayuda o entretenimiento.

Agradezco infinitamente vuestras lecturas y comentarios, ésos son la mejor de las recompensas.

Gracias también a quienes se animen a seguirme.